Buscar

Cargando...

domingo, 7 de marzo de 2010

Analisis de la Economia

La economía peruana creció en un 7.2%, a causa principalmente del dinamismos de la demanda interna. La expansión de la economía mundial condujo a una nueva mejora de los términos del intercambio, lo que incidió en un marcado aumento del valor de las exportaciones, del superávit de la balanza comercial y del ingreso nacional, y contribuyo a un significativo fortalecimiento de las cuentas fiscales. Este considerable crecimiento económico tuvo un efecto favorable en el mercado de trabajo, mientras que la inflación se mantuvo en el rango previsto por las autoridades y terminó el año por debajo del 2%.
En julio asumió un nuevo gobierno, tras unas elecciones reñidas, pero el cambio no redundó en modificaciones fundamentales de la política macroeconómica, si bien las nuevas autoridades anunciaron un incremento de la inversión pública y un mayor combate contra la pobreza.
Los resultados fiscales de 2006 se caracterizaron por ingresos muy superiores a los previstos a causa del mayor crecimiento económico y de los altos precios de los bienes mineros, que incrementaron los aportes tributarios de las empresas del rubro. Para el año en su conjunto, las autoridades estiman ingresos del gobierno general equivalentes al 19.4% del PIB, es decir, un punto porcentual más que en 2005. Tras una expansión del gasto similar a la del PIB, el superávit primario del gobierno general aumentó de un 1.6% a un 2.5% del PIB. En consecuencia, el pequeño déficit del sector público no financiero (SPNF) (0.3% en 2005) se transformó en un superávit del 0.6%.
La generación de empleo formal se aceleró y superó el 6% interanual, lo que reflejó el dinámico crecimiento económico. La fuerza de la demanda laboral incidió favorablemente en la tasa de desempleo (que disminuyo de un 9.% a un estimado 8.5%) y de subempleo por horas. Los ingresos laborales medios registraron un modesto incremento real del 1%.